Nuevos modelos 2024

Sky-Dweller
La sinfonía de los reflejos

El Oyster Perpetual Sky-Dweller ha sido concebido para que los grandes viajeros puedan orientarse en el tiempo. Para el deleite de los sentidos, las modalidades de este reloj lucen una sinfonía de reflejos que supone todo un espectáculo visual.

Rolex presenta dos nuevas modalidades del Oyster Perpetual Sky-Dweller en oro de 18 quilates, ambas provistas de un brazalete Jubilee. Es la primera vez que este modelo diseñado para los grandes viajeros se dota de un brazalete Jubilee en metal precioso.

La modalidad en oro Everose de 18 quilates luce una esfera de color pizarra, mientras que la modalidad en oro amarillo de 18 quilates exhibe una esfera de color blanco intenso.

Los dos brazaletes Jubilee están provistos de un cierre Oysterclasp, el clásico del Sky-Dweller. Y, al igual que la mayoría de los brazaletes Rolex realizados en material precioso, incorporan inserciones de cerámica en el interior de sus eslabones.

El Sky-Dweller está equipado con el calibre 9002, un movimiento a la vanguardia de la tecnología relojera que permite mostrar la fecha, el mes y un segundo huso horario con formato 24 horas además de las horas, los minutos y los segundos.

Concentrado de innovación

El Sky-Dweller, reloj elegante para los grandes viajeros, permite la lectura simultánea de la hora de dos husos horarios y dispone de un calendario anual.
El calendario anual distingue automáticamente los meses de 30 días de los de 31 días. El calendario anual, bautizado como Saros y que diferencia automáticamente los meses de 30 días de los de 31, se mueve mediante un mecanismo patentado y se distingue por una innovadora visualización: los meses del año están marcados por 12 ventanas distribuidas a lo largo del contorno de la esfera, en el exterior de los índices de las horas (el mes en curso se marca en rojo). El cambio de fecha instantáneo está vinculado a la hora local.

La caja Oyster, símbolo de hermeticidad

Ejemplo de solidez y elegancia, la caja Oyster del Sky-Dweller, de 42 mm de diámetro, garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros de profundidad. La corona de cuerda Twinlock, provista de un sistema de doble hermeticidad, se enrosca firmemente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops en la posición de las 3 h para facilitar la lectura de la fecha, está realizado en zafiro prácticamente imposible de rayar y presenta un tratamiento antirreflejos.

El calibre Perpetual 9002

El Sky-Dweller está equipado con el calibre 9002, un movimiento completamente desarrollado y manufacturado por Rolex. Presentado en 2023, ese mismo año se introdujo en este modelo y ha quedado reservado para él. Concentrado de tecnología, este movimiento mecánico de cuerda automática ofrece un elevado rendimiento, especialmente en materia de precisión, autonomía, comodidad de uso y fiabilidad.

Brazalete Jubilee

Las nuevas modalidades del Sky-Dweller están provistas de un brazalete Jubilee. Fluido y confortable, este brazalete metálico de cinco elementos se creó específicamente para el Oyster Perpetual Datejust, lanzado en 1945.

El brazalete Jubilee de estas nuevas modalidades está equipado con un cierre desplegable Oysterclasp y dispone del cómodo sistema de extensión rápida Easylink, desarrollado por Rolex, que permite ajustar fácilmente su longitud en torno a unos 5 mm. El brazalete también incorpora, en el interior de sus eslabones, inserciones de cerámica —diseñadas por la marca— que mejoran su longevidad y contribuyen a una mayor flexibilidad de uso.

Certificación de Cronómetro Superlativo

Como todos los relojes Rolex, el Oyster Perpetual Sky-Dweller cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo redefinida por Rolex en 2015. Esta denominación atestigua que cada reloj que sale de los talleres de la marca ha superado con éxito una serie de pruebas llevadas a cabo por Rolex en sus laboratorios internos y con arreglo a sus propios criterios, que siguen a la certificación oficial del movimiento por parte del Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC).